Blog Hero Bringing Science to the Art of Decisions - Copperleaf Decision Analytics

Decisiones basadas en el valor: La ciencia al servicio del arte en la toma de decisiones

Las compañías siempre tienen un dilema cuando llega el momento de tomar decisiones difíciles sobre en qué invertir y qué puede esperar. En organizaciones grandes y complejas , las solicitudes para realizar gastos pueden ser muy variadas, lo que dificulta elegir los proyectos “correctos” a ejecutar entre tantas solicitudes diversas y disímiles solicitudes de fondos.

Por ejemplo:

  • ¿Debo aprobar el proyecto para aumentar mi producción?
  • ¿Debo reemplazar ese equipo antiguo?
  • ¿Debo financiar el proyecto que mejorará la confiabilidad?

No es difícil tomar decisiones una vez que conoces cuáles son los valores de estas.

Roy E. Disney

Para tomar estas decisiones con confianza y de una manera objetiva, debe comprender cómo cada proyecto contribuye a los objetivos generales de la organización. Aquí es donde entra en juego la toma de decisiones basada en el valor.

La toma de decisiones basada en el valor, puede ayudar a identificar el conjunto óptimo de inversiones que brindan el máximo “valor” a la organización y, a la vez, respeten las restricciones de financiamiento, recursos y tiempo. Parece sencillo, y muchos dicen que lo logran, pero la verdad es que muy pocos lo hacen bien.

Por lo tanto, ¿qué es lo que verdaderamente se necesita para tomar “decisiones basadas en el valor”? Todo se resume en entender cómo determinar el “valor”, lo que requiere cuatro pasos esenciales: Identificar, Alinear, Evaluar y Optimizar.

  1. Identificar todas las cosas que le brindan valor a la organización: Estas se llaman “medidas de valor”. Algunas son exclusivas de un departamento determinado, mientras que otras representan beneficios generales a través de toda la organización. Lo importante es que se incluyan todos los beneficios que aportan valor a la organización.
  2. Alinear estas medidas en una escala de valor normalizada. Aquí es donde se pone interesante. Es importante tener consenso en toda la organización en cuanto a la importancia relativa y la contribución de cada medida de valor. Sin esto, no hay una manera objetiva de comparar distintas inversiones (como los ejemplos anteriores). Típicamente, esto requiere debates profundos y un acuerdo en toda la compañía para arribar a una escala común, pero es un paso crítico para desarrollar cualquier modelo de toma de decisiones basada en valor.
  3. Evaluar cada solicitud para realizar gastos de dinero con las medidas de valor acordada: Esto significa que cada solicitud para realizar gastos de dinero se evalúa con una “regla” común para quitar cualquier subjetividad del proceso. Cada “puntuación” de valor resultante de la inversión es una representación verdadera de cómo esta contribuye a los objetivos de la organización.
  4. Optimizar para ofrecer el máximo valor: En la mayoría de los casos, las solicitudes para realizar gastos de dinero superan los fondos, la mano de obra o los materiales disponibles. Esto significa que algunos proyectos se pueden financiar, mientras que otros se postergan. Pero, ¿cuáles? La optimización es un proceso matemático que determina el conjunto óptimo de proyectos que ofrece el máximo valor y, a la vez, respete las restricciones de financiamiento, recursos y tiempo. La optimización debe comprender de qué manera el valor cambia a lo largo del tiempo para tomar las decisiones adecuadas en cuanto a qué proyectos postergar.

Copperleaf ha creado dos informes técnicos para explicar este tema en mayor detalle. Visite nuestra página de recursos para obtener más información.

Este sitio web está registrado en wpml.org como sitio de desarrollo.